Cobrar en tiempo real con Devengo: una revolución para trabajadores y empresas

Ángela del Carmen

¿Por qué una persona que ya ha trabajado parte del mes no puede acceder al sueldo que ya se ha ganado si lo necesita?

Esta es la pregunta que se hicieron un día Fernando Cabello-Astolfi y Alberto Molpeceres y que culminó con la creación de su primera startup en común, Devengo.

Devengo es una solución de cobro en tiempo real, esto es, una herramienta para que la personas puedan tener el dinero que ya se han ganado con su esfuerzo cuando lo necesitan.

Los problemas económicos de los trabajadores

La falta de liquidez es un problema real de muchos trabajadores, incluso de aquellos que no lo transmiten directamente a sus empresas. Solo en España, se solicitan al año alrededor de 2 millones de euros en microcréditos y casi el doble de personas se quedan en números rojos en alguna ocasión.

El problema de estrés financiero al que se enfrentan muchas familias es real y las soluciones más inmediatas, como los créditos rápidos o el uso de la tarjeta de crédito, son abusivas y endeudan todavía más a las personas.

Ante este panorama, crear una solución como Devengo, justa y beneficiosa para las personas ha sido siempre la prioridad para todo el equipo de Devengo. Pensamos que todo el mundo debería tener su dinero cuando lo necesita, y conseguirlo, es nuestro objetivo.

Cobrar en tiempo real, un beneficio para los trabajadores

Cobrar solo una vez a final de mes es un hábito muy asentado en nuestro país que, como indica la tendencia internacional, es necesario actualizar. Son muchos los países en los que se pagan las nóminas de manera semanal o quincenal y, según diversas encuestas, quienes han probado esta fórmula lo prefieren a la rigidez de la costumbre española.

No es de extrañar. Las necesidades de las personas han cambiado y recibir el salario solo una vez al mes ya no solventa los problemas a los que se enfrentan con su dinero. Además, nos hemos acostumbrado a una inmediatez en nuestro día a día que no se refleja en algo tan relevante como la forma de cobrar.

¿Cómo es posible que podamos hacer la compra desde el sofá un sábado por la noche pero no podamos acceder al dinero que ya es nuestro? ¿Por qué podemos disfrutar de casi cualquier contenido que queramos desde nuestro móvil pero no podemos cobrar con él?

Con una solución como Devengo los trabajadores pueden tener el dinero que ya es suyo, el que les corresponde por los días que ya han trabajado, cuando quieran.

“Esa parte del salario es en realidad un servicio ya prestado, impedir que disponga de él esconde una visión paternalista del sistema, que siempre ha pensado que las personas no saben administrarse”, afirma Fernando Cabello-Astolfi.

Con el cobro en tiempo real las personas toman el control de su dinero. Pueden gestionarlo como más les interese y satisfacer su necesidad de liquidez de manera autónoma y libre, sin tener que pedirle a nadie el dinero que les pertenece.

Ese es el bienestar financiero que queremos dar a nuestros usuarios, la capacidad de decidir, de tomar el control de su salario. Queremos que tengan flexibilidad para cobrar su nómina, les ponemos en su mano una nueva herramienta para aprender a manejar sus finanzas.

Una app sencilla e intuitiva para los trabajadores

Para los trabajadores hemos creado una app que, de manera automática, les muestra el dinero disponible que tienen cada día según lo que han devengado. Ellos sólo tienen que pedir la cantidad que desean y, al momento, les hacemos una transferencia a la cuenta en la que tienen que cobrar.

“Hemos creado una app que, gracias a la tecnología, elimina todas las fricciones que supone para una persona solicitar una parte de sus ingresos devengados. Automatiza el proceso para las empresas y para los trabajadores garantizando la privacidad y la seguridad”, Alberto Molpeceres.

Para las empresas, una herramienta de gestión única

Pedir un anticipo es un derecho que recoge el Estatuto del Trabajador y, por tanto, es una obligación para las compañías. La gestión de estas peticiones, especialmente en empresas de tamaño medio o grande, supone una gran inversión en tiempo y recursos y una importante alteración en los procesos de administración y caja.

Al contratar Devengo las empresas mejoran su gestión sin añadir carga extra al día a día de sus equipos y facilitan el proceso a sus empleados, dándoles un novedoso beneficio de salario flexible.

Este beneficio mejora su relación con ellos y aumenta el bienestar financiero lo que se traduce en empleados más felices.

Y, ¿qué empresa no quiere que sus trabajadores estén más felices? Con Devengo, la tuya, puede conseguirlo.