sector logístico

¿Cómo ha afectado el COVID-19 en la gestión de trabajadores del sector logístico?

Marta Gómez

El COVID-19 ha generado muchas alteraciones en las cadenas de suministro de las empresas. Debido a los cierres de fronteras, aeropuertos, sumando la incertidumbre y los cambios que se producían en el mercado, el sector logística se ha visto muy afectado. 

Las empresas del sector logístico aún así aumentaron entre el 50% y 60% debido al aumento de las compras online. Esto puso a prueba al sector y permitió detectar los puntos fuertes y débiles de toda la cadena de suministro. 

En este artículo comentaremos cómo estaba el sector antes de la pandemia, su evolución junto a la digitalización y el nuevo perfil de trabajador que ha surgido tras la crisis. 

¿Estaba preparado el sector logístico?

El factor principal que fue atacado los primeros meses del COVID fue el factor humano. El estado de alarma y el confinamiento obligaron a las empresas a reducir su plantilla y así evitar el número de contagios. 

Se demostró que la logística es un sector esencial ya que, sin ella durante la pandemia, el abastecimiento no solamente de alimentación, sino de productos del hogar, farmaceúticos… no habría sido posible.

A pesar de la situación crítica en la que nos encontramos, y lo que ha llevado a una acumulación de trabajo y retrasos en los pedidos, los trabajadores siguen trabajando a diario ofreciendo su mejor servicio.  

Demanda 

Durante el confinamiento la demanda del sector logístico se disparó debido a los cambios en los hábitos de consumo de la población.  El comercio electrónico ha sufrido un incremento de la demanda por parte del consumidor, lo que ha permitido que se convierta en el motor principal de crecimiento del mercado logístico. 

Los servicios de almacenamiento, transporte y distribución vinculados a actividades comerciales online han registrado un crecimiento considerable, y se prevé que esto continúe con el paso del tiempo. 

Esto supuso algunos problemas para el sector logístico ya que muchos comercios tuvieron que alquilar espacios adicionales para almacenaje mientras que otros pidieron a su plantilla horas extras para garantizar el abastecimiento.

Gracias a la rápida adaptación del sector, la actividad poco a poco se fue normalizando. 

Oferta

Respecto a la oferta, la falta de mano de obra debido al alto número de bajas por enfermedad, las limitaciones de movilidad dentro del país y los problemas de transporte provocaron una escasez de componentes y materia prima, rompiendo la cadena de suministro global y ralentizando la producción. 

Empleados polivalentes

En la actualidad, el factor humano sigue siendo uno de los puntos claves en cualquier sector, ya que debido a la COVID los trabajadores piden bajas y se tienen que confinar tras estar en contactos con posibles positivos. Es por ello que ha surgido la necesidad de disponer de empleados polivalentes en la plantilla, para que de esta forma se pueda mantener la actividad.

Los operadores logísticos desarrollan cada vez más formaciones orientadas a facilitar el “multitasking” para adaptarse lo más rápido posible a este entorno tan cambiante. La polivalencia no es algo que haya surgido ahora como un requerimiento para el trabajador, pero en la actualidad se le da mayor importancia debido a la situación en la que nos encontramos. 

Además, las empresas logísticas están empezando a ofrecer beneficios sociales que brindan la oportunidad de que los trabajadores puedan seguir formándose y trabajar en diversas actividades, rompiendo con una rutina monótona que podía desmotivarles. Esto también es beneficioso para las empresas, ya que tienen un equipo formado por profesionales que se adaptan a las diferentes situaciones, añadiendo valor a la compañía. 

Satisfacción de los trabajadores

Los trabajadores del sector logístico han sido reconocidos como “trabajadores y trabajadoras esenciales” junto a sanitarios, personal de supermercado, farmacéuticos, etc. Gracias a su trabajo, se ha podido mantener el funcionamiento de la sociedad durante la pandemia. Se han convertido en unos de los activos más importantes que garantiza la satisfacción de los clientes y el éxito comercial. 

Esta nueva normalidad perdurará varios años, por lo que si se le suma la demanda del comercio electrónico, la necesidad de nuevos trabajadores en este sector irá creciendo. 

Digitalización del sector

Vivir esta pandemia ha hecho que los profesionales del sector logístico se replanteen la forma en la que estaban trabajando. Deben seguir siendo competitivos, por lo que necesitan adaptarse a los diferentes cambios que se producen en su entorno. 

Toda su cadena debe estar preparada para hacer frente a imprevistos. Los cambios son rápidos y trascendentes, por ello, las empresas deben impulsar la productividad y flexibilizar la organización para adaptarse a cualquier situación. 

La digitalización del sector logístico está permitiendo que se implanten soluciones tecnológicas para mejorar la velocidad y agilidad de este sector. 

Capital humano vs. automatización

La gestión de recursos humanos durante la pandemia ha sido sumamente compleja debido a las numerosas bajas que han habido debido a los contagios. La principal solución a estas bajas y el incremento del trabajo ha sido apaciguada por la previa incorporación de robots para realizar las tareas más complicadas como la preparación de pedidos y su clasificación.

Gracias a estas operaciones tecnológicas, los trabajadores del sector logístico se han sentido mucho más seguros, ya que había una garantía de higiene y desinfección en los procesos de manipulación de los pedidos. Los operadores tecnológicamente preparados, han tenido una adaptación mucho más rápida y segura al contar con robots que manipulan las operaciones que tenían mayor contacto físico y ha permitido zonas “limpias” en las instalaciones. 

Picking 

Es un ámbito clave en la cadena de suministros, ya que se trata de la preparación de los pedidos, se recogen las unidades de forma individual y se juntan en una común. Es una solución eficiente para gestionar almacenes y cadenas de suministros, mejorando la productividad y reduciendo el coste laboral de las operaciones. 

Los robots destacan por su tamaño compacto, con una gran resistencia y precisión en los movimientos, por lo que es todo más rápido, ya que además puede estar trabajando 24h. con aprendizaje interactivo multi-robot. 

Ofrecen múltiples beneficios como una alta productividad, reducen los errores de operación y disminuyen entre un 50%-70% el costo laboral y el espacio en el almacén. Además el retorno de la inversión es rápido, situándose entre 2 o 3 años. 

Sorting

Se trata de un sistema de clasificación en el que los robots se encargan de transportar los paquetes a las diferentes ubicaciones. Integra robots, bandas de transporte, lectores de código y estación de recarga. Mejoran la productividad y reduce el costo laboral de las operaciones. 

Adquiere mayor importancia debido al e-commerce ya que es un modo operativo mucho más rápido y eficiente. Gracias a la programación muchos robots pueden operar a la vez. Algunos beneficios son la entrega de paquetes más rápida, la capacidad de programación y el ahorro de tiempo. Además, el retorno de inversión puede cubrirse en un año gracias a su gran flexibilidad y productividad. 

La Logística 4.0, aquella que une de forma simbiótica tanto a los trabajadores como a los robots para facilitar las tareas más costosas, se ha convertido en el  presente. La hibridación es un hecho que ya se está produciendo. Lo que conocemos ahora como “nueva logística” seguramente solamente sea una pequeña parte de todo lo que está por venir. 

Las empresas deben innovar cada vez más, no solo a nivel tecnológico, sino también cuidar de sus trabajadores, ya que son el pilar fundamental del sector.

¿Por qué no ofrecerles un beneficio social que permita mejorar su salud financiera?

Pide una demo