rotacion personal

La rotación de personal: el gran reto de las empresas

La rotación de personal se trata del índice que calcula el tiempo que los trabajadores permanecen en un puesto de trabajo dentro de una empresa. Cuanto menor sea este índice, mejor funciona la empresa y esto se traduce en mayor captación y retención de talento.

Si el índice es muy alto, podría afectar al Employer Branding de la empresa, ya que si los trabajadores se suelen marchar, significa que el ambiente laboral no es bueno y por tanto, poco atractivo para los nuevos candidatos.

¿Cómo detecto si mi rotación de personal es alta? ¿Qué consecuencias puede tener en mi empresa? ¿Estoy a tiempo de mejorarla?

En este artículo te resolvemos todas estas preguntas.

¿A qué se debe la alta rotación de personal de tu empresa?

Gestión interna inadecuada

Las empresas siguen organizándose mediante sistemas jerárquicos que permite saber quién manda sobre quién, sin embargo, esto puede acarrear muchos problemas. No se tiene por qué eliminar la jerarquía, pero sí que cada departamento debe dejar claro las tareas de cada uno de los integrantes. Así es mucho más fácil saber quién debe responder cuando un trabajo no se lleva a cabo bien.

Clima laboral desfavorable

La oficina se convierte en la segunda casa del trabajador, por lo que si el clima es malo, en cuanto se le presente la oportunidad de marcharse, lo hará. Acudir diariamente a un sitio que solamente afecta negativamente al humor acabará repercutiendo en la productividad de tus trabajadores y en la rotación de personal.

Falta de crecimiento laboral

No ofrecerle a tus trabajadores seguir creciendo dentro de la empresa como profesionales, solamente causará apatía y rechazo por seguir realizando sus tareas. Que se sientan estancados y que tu empresa no les aporta nada, solamente repercutirá de forma negativa a su motivación y ante cualquier oportunidad, se marcharán.

Peores salarios

En ocasiones es imposible competir con el salario que ofrece el resto de las empresas. Por tanto, lo que se debe hacer es intentar atraer el talento con algo que te haga ser diferente del resto. No disponer de beneficios sociales hará que los trabajadores pierdan el interés por la empresa y busquen otra que le ofrezca mejores condiciones.

Trabajo no satisfactorio

Actualmente los trabajadores no solamente trabajan por el salario que cobran, sino que también lo hacen por motivación. El compartir un objetivo con el equipo o hacer un proyecto con ilusión son pilares fundamentales para retener el talento. Si el trabajo no le aporta esa motivación o no comparte objetivos, seguramente no encajen.

Proceso de selección inadecuado

Cuando se selecciona a un candidato, no es solamente para cubrir un puesto de trabajo. Conseguir a la persona que cumpla las necesidades de la empresa con sus habilidades y capacidades es todo un reto. También se tiene que tener en cuenta que ese candidato encaje en el perfil y la cultura de la empresa. Si no son compatibles, no se conseguirá los resultados deseados. Hacer un mal proceso de selección también repercutirá negativamente en la rotación de personal.

El coste de una mala contratación puede ser muy alto.

Consecuencias de una elevada rotación de personal

En el primer apartado hemos enseñado las causas que podrían llevar a una mayor rotación de personal, pero ¿qué consecuencias tiene para tu empresa?

Disminución de la productividad

Es la principal causa más directa y evidente para la empresa. Al tratarse de un equipo de personas, si siempre se está cubriendo un mismo puesto hasta conseguir al candidato, el resto de compañeros tendrán que llevar a cabo sus tareas.

Además, la nueva persona contratada tendrá que tener un tiempo de adaptación hasta que sea capaz de realizar las tareas de la forma óptima.

Incremento de costes

Los costes relacionados con la rotación de personal pueden llegar a ser altos, impactando de manera negativa a tu empresa. No solamente existe el coste por despido, sino también de todo el proceso de selección, formación y adaptación del nuevo trabajador.

Además si el encargado de la formación del nuevo integrante va a ser por parte del supervisor, se producirá una bajada de productividad.

Pérdida de conocimientos

Como hemos comentado en el punto anterior, cada nueva incorporación de un trabajador supone unos costes para su formación. Si se produce una alta rotación de personal, cada vez que invierte tu empresa en enseñar a los nuevos trabajadores, se pierde si su estancia en tu empresa es corta.

Trabajadores menos capacitados

En las empresas que tienen una alta tasa de rotación, el promedio de años de experiencia suele ser bastante bajo, por lo que no hay veteranos que puedan aportar a los nuevos integrantes los conocimientos y experiencias de la empresa para mejorar.

Además, no solo afecta a la empresa como tal, sino a los equipos de trabajo. Cuando pierden a uno de sus compañeros, el equipo rompe con el ritmo de trabajo que habían conseguido y el ambiente cambia.

Descenso del Employer Branding

Si un candidato interesado en tu empresa ve que tienes una alta rotación de personal, no se sentirá muy seguro y puede que no opte al puesto de trabajo. Con la alta rotación solamente se consigue empeorar la imagen de tu empresa y ahuyentar el talento.

Cómo reducir la rotación de personal

Mejora del proceso de integración u onboarding

¿Sabías que hasta un 20% de la rotación de trabajadores ocurren los primeros 45 días?

Una vez se incorpore un nuevo trabajador a la empresa, es necesario mantener sus expectativas. Hacer que se sienta bienvenido, integrarlo de forma natural al equipo y reunirse con él durante su periodo de adaptación, pueden ser las mejores opciones para que se sienta agusto en su nuevo puesto de trabajo.

Establecimiento de metas y expectativas claras

Es imprescindible que los trabajadores tengan una visión clara de su papel en la empresa y sus responsabilidades. Si no saben su función, seguramente baje su rendimiento y haya una falta de compromiso por su parte.

Salario en especie

El salario en especie se trata de una retribución económica que tiene el trabajador por parte de la empresa en la que se da unos determinados bienes o servicios en vez de dinero.

Esto es un valor añadido que percibe muy favorablemente el trabajador y otorga múltiples ventajas como el aumento de valor de la empresa, la retención y atracción de talento y el aumento de la motivación.

Mejoras en la conciliación de la vida laboral y familiar

Muchas veces los horarios son tan estrictos que se hace imposible conciliar la vida laboral con la familiar, por lo que cualquier opción que permita esto, es mucho más llamativa que el actual puesto de trabajo.

Por tanto, ofrecerle a tus trabajadores horarios flexibles, teletrabajo o beneficios sociales que permitan mejorar esta conciliación, sin duda ayudará a retenerlos.

Oportunidades de crecimiento

Para un trabajador seguir formándose como profesional forma parte de sus requerimientos a la hora de buscar trabajo. Darles la posibilidad de mejorar sus habilidades no solamente será beneficioso para ellos, sino también para tu empresa, ya que disponer de empleados bien formados permitirá adaptarse a las diferentes situaciones que aparezcan.

Reconocimiento laboral

El reconocimiento laboral es una forma muy sencilla de mejorar su motivación y compromiso, haciendo que los trabajadores se sientan valorados. Si ven que su trabajo es bien percibido por el resto, aumentará su motivación y querrán seguir esforzándose para conseguir los mejores resultados.

Los trabajadores son el corazón de la empresa, por tanto, cuidar de ellos para que se sientan parte de ella y mejorar su motivación está en tu mano. Si tienes un alto índice de rotación, tendrás que comenzar a ponerle solución.

¿Quieres enamorar a tus trabajadores con nuevos beneficios y mejorar su felicidad? Ofréceles servicios exclusivos, ofréceles Devengo.