Salud financiera trabajadores

Impacto de la salud financiera y hábitos de consumo de los trabajadores en el entorno laboral

Ángela del Carmen

La situación económica de los trabajadores puede afectar directamente a la productividad en su actividad laboral. A continuación te vamos a mostrar el impacto que tiene la salud financiera y los hábitos de consumo de los trabajadores dentro del entorno laboral, viendo cómo afectan al mismo y qué beneficios puede traer un correcto tratamiento de la situación por parte de las empresas.

Qué es la salud financiera

Podemos definir la salud financiera como aquella estabilidad de la que goza un individuo en relación con su situación financiera y económica actual. Básicamente, determina si una persona realiza (o no) una óptima gestión de su dinero; si su salud financiera es buena, tendrá una situación económica personal positiva, y viceversa.

Debes saber que, desde el punto de vista de las compañías, que sus trabajadores gocen de una salud financiera positiva es clave para que la empresa pueda desarrollar su actividad de la manera más eficaz y eficiente posible. Si los trabajadores tienen problemas con su situación económica personal, muchos factores que están directamente relacionados con la empresa pueden verse afectados de manera negativa.

Este tipo de situaciones pueden producir estrés y problemas personales a los trabajadores. Esto, desemboca en una drástica caída de su rendimiento y, como consecuencia, en una disminución de la productividad. Por este motivo, la salud financiera de los trabajadores de una empresa es una cuestión fundamental para mantener la eficiencia y conseguir los objetivos propuestos.

Cómo afecta la salud financiera a la empresa

El estrés laboral puede reducir en gran medida la productividad de las empresas. Además, los empleados que se encuentren en este tipo de situaciones tienden a faltar más al trabajo y pueden invertir parte de su jornada en solucionar sus problemas personales.

Estas son algunas de las consecuencias más graves que provoca una salud financiera negativa dentro de la plantilla de una compañía:

  1. Empeora la atención al cliente ofrecida por parte de los empleados. Si tus trabajadores están sufriendo una mala racha en cuanto a su salud financiera, es probable que la calidad de la atención ofrecida a los clientes se vea empeorada.
  2. El clima laboral entre personas con problemas económicos se tensa. Probablemente, si la salud financiera general de tus empleados es negativa, el ambiente laboral va a seguir la misma línea. Normalmente y en estos casos, los individuos no tendrán ganas de trabajar, estarán de mal humor y poco abiertos a conversar, por lo que la armonía laboral puede romperse.
  3. Bajada de eficiencia. Ya hemos visto que la salud financiera afecta directamente a la productividad de tus trabajadores. Si estos no tienen la cabeza en sus tareas, están desconcentrados, poco motivados y el rendimiento general de la compañía bajará, lo que se verá directamente reflejado en los resultados.
  4. En ocasiones puntuales y muy excepcionales, los trabajadores pueden encontrarse en situaciones límite y llegar a cometer prácticas anti éticas que pueden costarte dinero: faltas injustificadas, despistes en el entorno laboral…

Qué beneficios aporta que los trabajadores tengan una buena salud financiera

Hasta ahora te hemos enseñado el impacto que la salud financiera de los empleados puede causar en el desarrollo de la actividad empresarial. Por ello, es importante que las empresas se involucren y apuesten por la mejora en las condiciones financieras de sus trabajadores, lo cual resulta en importantes beneficios como estos:

  1. Aumenta la retención de talento. Si los trabajadores se mantienen motivados y satisfechos con su trabajo, disminuyen los motivos para abandonarla compañía. Además, se reduce la rotación contribuyendo a que los equipos sean más sólidos
  2. Incrementa la reputación de la empresa. Si te preocupas por tus trabajadores y tomas medidas para que su situación sea la mejor posible, mejorará su percepción y su satisfacción.
  3. Se reducen los costes de administración. Gestionar anticipos es una medida que supone un alto coste de tiempo y recursos en los departamentos financieros.
  4. Disminuye el absentismo laboral. Si los empleados están felices en su trabajo se reducen los índices de absentismo y también muchas de las bajas que suelen solicitarse. Los trabajadores no tendrán motivos para faltar a su jornada, poniendo el foco en el desarrollo de su actividad, mejorando consecuentemente la productividad general.

Todo ello tiene un efecto positivo en la cuenta de resultados de la empresa, aumentando las ganancias y mejorando el clima laboral y la imagen de cara al público.

En este artículo te hemos mostrado la importancia que la salud financiera tiene en el desarrollo de la actividad empresarial, resaltando el impacto sobre factores fundamentales como el absentismo, la productividad o la atención al cliente.

¿Quieres conocer cómo mejorar la salud financiera de tus trabajadores? Lee este post en el que podrás informarte con más detalle sobre cualquier cuestión relacionada con este tema.