Estres financiero

Estrés financiero: qué es y cómo afecta a la productividad de los trabajadores

Ángela del Carmen

Son muchos los trabajadores que sufren de estrés por cuestiones de dinero. Un estudio afirma que las finanzas personales son la segunda causa de estrés entre los españoles.

La preocupación por llegar a final de mes, unido a los altos precios de los alquileres, han provocado que los trabajadores y trabajadoras sufran más estrés por su situación económica. Este estrés ha traspasado los límites de la vida personal y privada de los trabajadores y ha acabado afectándoles en el espacio de trabajo, por lo que las empresas se han puesto manos a la obra para tomar medidas de apoyo a los trabajadores que disminuyan este estrés, llamado estrés financiero.

¿Qué es el estrés financiero?

El estrés financiero es la afección que provoca ansiedad y tensión nerviosa de carácter permanente como consecuencia de los problemas económicos que tienen, lo que afecta a la productividad y rendimiento de los trabajadores/as.

Aunque todos tenemos que planificar nuestras finanzas para poder atender todos los gastos y necesidades que tenemos, lo cierto es que hay quienes, a pesar de realizar una correcta planificación, no alcanzan a cubrir todos sus gastos. Así pues, si sucediera cualquier imprevisto, estas personas no dispondrán de la solvencia económica suficiente para hacerle frente. Cuando este tipo de situaciones se repiten de forma constante, alargándose en el tiempo, el malestar por estos imprevistos puede generar estrés financiero en los trabajadores.

Consecuencias del estrés financiero: ¿cómo afecta el estrés financiero a la productividad de los trabajadores?

El estrés financiero provoca situaciones incómodas a los trabajadores, provocando dolencias y situaciones de estrés.

Todo ello afecta negativamente a la productividad de los trabajadores. La menor productividad de la plantilla de empleados se manifiesta de diferentes formas, entre las que encontramos las siguientes:

  • Absentismo laboral: el estrés financiero puede afectar a la salud del empleado y en la dedicación de tiempo y esfuerzo en la búsqueda de soluciones alternativas, lo cual puede traducirse en un aumento del absentismo laboral.
  • Bajo estado de ánimo: esta situación puede desembocar en depresión o ansiedad. Con un estado de ánimo bajo, la motivación del trabajador también es menor y esto redunda negativamente en su productividad.
  • Inseguridad: al no poder planificar sus finanzas como le gustaría para poder hacer frente a todos sus gastos mensuales, el trabajador puede tener un sentimiento de inseguridad y descontrol constante que redundará en una menor productividad.

Sufrir angustia, ansiedad, estrés o depresión, además de inseguridad o descontrol provocan, sin duda, que el trabajador sea mucho menos productivo. Así pues, el estrés financiero provoca una disminución de la capacidad de concentración del empleado que deriva en errores que podrían haberse evitado.

Cómo mejorar el estrés financiero de tus empleados

Controlar el estrés financiero es una consecuencia fundamental de la mejora de la salud financiera de los trabajadores. Los trabajadores y trabajadoras felices son mucho más productivos y adquieren un compromiso mucho mayor con la empresa, lo que afecta positivamente a los resultados y beneficios que obtenga la empresa.

Esto también es beneficioso a la hora de atraer talento, además de redundar en un mejor employer branding y en una rotación menor. No debe resultar extraño que sean muchas las empresas las que hayan decidido dar solución a este problema que, cada vez más, afecta a los trabajadores de no pocas entidades.

Las medidas que mejoran el estrés financiero son las siguientes:

  • Educación financiera: los trabajadores que tienen mayor conocimiento sobre finanzas y economía tienen una menor tendencia a sufrir estrés financiero.
  • Ayudas para la jubilación: algunas empresas ofrecen planes de pensiones o ayudas para la jubilación. Este tipo de productos de ahorro son muy útiles para garantizar a los trabajadores un retiro digno y, además, al deducirse automáticamente las aportaciones de su salario, los empleados no tienen de qué preocuparse.
  • Facilitar el acceso a la liquidez: los trabajadores tienen la oportunidad de solicitar un anticipo de salario si lo desean o necesitan, tal y como aparece en el Estatuto de los Trabajadores. Así, el Estatuto establece que los empleados podrán percibir un anticipo de sueldo sin que sea el día de cobro señalado, a cuenta del trabajo ya realizado.

Cómo Devengo te ayuda a tener trabajadores/as más felices

Actualmente encontramos en el mercado ciertas herramientas y tecnologías que permiten a los trabajadores llevar un mejor control de sus finanzas y cobrar cuando lo necesitan. Devengo es un beneficio social innovador que permite a los trabajadores cobrar de forma inmediata la parte de sus ingresos ya devengadas cuando lo necesitan.

Dotar a los trabajadores de flexibilidad a la hora de cobrar se reduciría en gran medida el estrés financiero al que están sometidas miles de familias en España. Además, al no tener intereses ni comisiones abusivas, no se generan gastos extra que no hacen sino alimentar el círculo vicioso.

Sin duda, herramientas como Devengo están especialmente indicadas para reducir el estrés financiero, pues permite a los trabajadores cobrar cuando lo necesitan sin necesidad de recurrir a productos financieros como microcréditos o préstamos rápidos que tienen altos intereses.

¿Quieres mejorar la felicidad de tus trabajadores? Solicita una demostración personalizada.